Mis clases

Preparo cada clase con mimo y dedicación. Mi principal objetivo a la hora de diseñar una clase es combinar todos los elementos del Hatha Yoga (asanas, pranayama, meditación) de forma que el alumno pueda sentir y disfrutar de cada instante de la clase.

Para ello comenzarás con una relajación-toma de contacto, para calmar tu respiración y dejar fuera todo el estrés del día, todas las preocupaciones y centrarte en lo más importante: TÚ.

Después, harás una serie de ejercicios de calentamiento para ir despertando y preparando el cuerpo. Cada clase constará de distintos calentamientos según el objetivo que vas a trabajar.

Posteriormente realizarás asanas de todos los grupos (torsiones, flexiones y extensiones de columna, estiramientos laterales e inversiones o seminversiones), disfrutando de cada una de ellas, escuchando a tu cuerpo, superando sus límites si así lo sientes, o permaneciendo en tu punto de confort, tú decides que te apetece sentir hoy, que te transmite cada asana, que experimentas en ella.

Terminamos la serie de asanas realizando posturas de mantenimiento. Para ello, te ayudarás de todos los apoyos que necesites (bloques, cinturón, mantas) para que puedas meditar en la postura sin poner demasiada atención a las tensiones que sientas en el cuerpo. En esta parte de la clase nos centramos más en desarrollar la flexibilidad desde la relajación.

Por último, te relajarás en Savasana, disfrutando de tu cuerpo, conectando con todo lo que has trabajado, lo que has movido, las sensaciones que ha dejado la clase en ti.

Y cerramos siempre cantando nuestro mantra OM, para armonizar nuestra mente, nuestro sistema nervioso, nuestras glándulas.

Pero quiero que sepas que la estructura de la clase no es una estructura cerrada. Me voy adaptando a la energía del grupo y, en ocasiones, el plan que tenía preparado se va cambiando sobre la marcha, según vuestras necesidades, estados de ánimo y, por supuesto, abierto a vuestras peticiones.

Mis clases son un acompañamiento del alumno, no importa el nivel que tengas, no importa que no hayas practicado yoga nunca, mi alumno favorito es aquel que se acerca al yoga con un nivel básico pero abierto y dispuesto a crecer, experimentar y escuchar el cuerpo.

¿Eres tú? ¡Te espero! ¡Estoy deseando conocerte!